Las orquídeas.

Una serie de consejos para las orquídeas.

Las orquídeas, al contrario de las creencias populares, no son unas plantas difíciles de cuidar.

Para conseguir el perfecto mantenimiento de una planta de estas características, hay que conseguir emular al máximo sus condiciones originales. Recomendamos tenerlas dentro de casa en zonas con claridad, dónde temperatura y humedad sean estables.  

Riego

Las orquídeas viven aferradas a los troncos de los diferentes arboles de su ecosistema. Es por ello por lo que en Jotas las ofrecemos con una base de tritura de corteza de árbol, para hacerlas sentir como en su hábitat.

La corteza, como no es un material absorbente, hace que la orquídea necesite un riego más frecuente que cualquier otra planta. Lo ideal es regarla entre 3 y 4 veces por semana. El riego de las orquídeas consiste en sumergirla en agua unos 10 segundos (con el tiesto y las cortezas incluidos). Es muy recomendable añadir abono especializado dónde se vaya a sumergir la planta para así fortalecer su sistema y reforzar su floración.

La orquídea, al contrario de sus falsas creencias, es una planta que puede generar infinitas etapas de floración durante su vida. Una vez pierde la flor solo hay que esperar a que vuelva a brotar. Son muchos los que creen que una vez acabada la floración de las plantas, estas se mueren. Un error muy común que no volverá a pasar en vuestras casas.

El cuidado de estas plantas es muy sencillo. Basta con recordar que son plantas tropicales muy sensibles a la temperatura y a la humedad necesitadas de un riego continuo de agua mediante sumersión.

Esperamos que este post te haya servido de gran ayuda.

No olvides seguirnos a través de nuestras redes sociales (Instagram, Facebook y Youtube)

Un saludo y no te olvides de regar tus Orquídeas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola !!
En que te puedo ayudar?